CONSULTE DISPONIBILIDAD EN HOSPEDAJE
gadgets para blogger

11 de noviembre de 2017

Algas y residuos cloacales, la cara del Dique Los Molinos

El estado del Dique Los Molinos es tema de preocupación desde hace muchos años de los habitantes de las localidades que limitan con el espejo de agua. Sin embargo, hoy por hoy la situación empeoró, lo que motivó que funcionarios del Ministerio de Ambiente sobrevuelen la zona este martes, luego de que la problemática, claro, se expusiera en redes sociales y medios de comunicación.
Vecinos de Potrero de Garay, Villas Ciudad de América, Los Reartes, Ciudad Parque, Villa Merced ha conformado un muro de facebook llamado “Hagamos algo por nuestro lago”, que también motivó la creación del “Foro del lago”, donde no sólo se debaten temas que tienen que ver con el problema del estado del agua, sino que también se intenta buscar soluciones al respecto; tal es así, que próximamente los vecinos elevarán una nota a las autoridades provinciales solicitando medidas urgentes; y además realizarán una volanteada este domingo en el paredón del dique “para lograr visibilizar lo que está sucediendo”, aseguran.
¿Qué sucede?
Si bien muchos factores contribuyen a que el agua esté en las condiciones en que hoy se encuentra, lo más grave en este momento, según relatan los vecinos, es el vertido de la materia fecal de manera directa al lago. “Hace ya casi un año que venimos alertando a las autoridades sobre el deterioro que tiene el lago, y ésto cada vez  va empeorando más. Lamentablemente se trata de decisiones políticas donde nosotros como vecinos no tenemos injerencia. Ésto es consecuencia de muchos años de desidia y de falta de control en el crecimiento urbanístico. Hacen falta políticas de uso de suelo que no hay y un plan de infraestructura a largo plazo en el tema cloacas que tampoco existe. Es muy importante el crecimiento urbanístico de la zona y no hay políticas de control, no se respetó nada; hay gente que ha construído muy cerca del lago, esa gente tiene sangría y eso repercute directamente en el lago por medio de las napas; también tenemos embarcaciones (no todas) que no cumplen con las normativas, los campings, son algunas de las partes de este combo. Pero lo más problemático de todo es que los líquidos cloacales son vertidos directamente al lago sin ningún tipo de tratamiento”, subrayó Claudia Arias, integrante del grupo que lleva adelante la lucha para sanear el dique, un dique que además, brinda agua a las localidades aledañas y al 30% de la ciudad de Córdoba.
¿De quién es la responsabilidad?
Si bien las autoridades locales y provinciales aseguran “estar trabajando en el tema”, la situación es grave, a tal punto que las algas ingresan directamente a los tanques de los vecinos, y es “imposible tomar o hacer algo con esa agua”, asegura la misma Jefa comunal de Potrero de Garay, Susana Stabio, quien además manifiesta que en el problema hay responsabilidades compartidas, tanto de las autoridades como de los vecinos.
Desde Policía Ambiental, por su parte, aseguran no haber recibido reclamos o denuncias de la gente del lugar, “por lo que no se ha hecho ningún operativo en la zona. Si denuncian, nosotros vamos, más allá de que las soluciones no partan de nosotros”, manifestaron a Resumen.
“Presenté una nota a la jefa comunal donde nos poníamos a disposición para trabajar en conjunto. No podemos tomar esa agua, ni bañarnos, ni los animales pueden tomar esa agua, tenemos que darle agua de bidón a las mascotas, y lo pagamos como agua potable. Todos los meses viene gente de la Universidad y de Aguas Cordobesas para ver el nivel de contaminación y están pendientes de eso, pero están pendientes del agua que llega a Córdoba, no de la que nosotros tomamos, para nosotros no hay medidas”, agrega Arias.
En cuanto a la respuesta que brindan desde Policía Ambiental, la vecina aclara: “No hacen falta denuncias, la tarea de ellos también es prevenir, pero no lo hacen”. Lo cierto es que, más allá de las declaraciones de todas las partes, el agua del lago está verde y con residuos de todo tipo, un panorama que necesita de medidas urgentes.
José Colombatti (Jefe comunal de Villas Ciudad de América)
“El agua es verde, pero es potable. Somos la única localidad que tiene planta potabilizadora donde brindamos 200 mil litros de agua por día. Al agua, además, se le hacen todos los estudios correspondientes en un laboratorio de Villa General Belgrano. En cuanto a los emprendimientos, desde nuestra comuna no los permitimos sino hacen una planta depuradora de residuos cloacales. Únicamente así los autorizamos, de lo contrario los planos no se mueven del escritorio. Eso es lo que podemos hacer nosotros de acá en adelante, es decir, lo venimos haciendo desde hace dos años aproximadamente; para atrás ya no podemos cambiar nada. El lago es controlado, por otra parte, por Policía Ambiental, que permanentemente lo recorre, y si hay algo mal lo clausura. Hay muchas medidas que se toman al respecto”.
Susana Stabio (Jefa comunal de Potrero de Garay)
“La situación hoy por hoy es inmanejable. La gente no cuida, y ésto colapasó. Estamos muy preocupados y las autoridades provinciales también, con los que mantengo diálogo constantemente. El lago estuvo abandonado por años, ésto es responsabilidad de todos, un poco de la provincia, y un poco de la gente. Yo clausuro los emprendimientos que no cumplen con la reglamentación vigente, incluso eso me ha traído muchos problemas, pero es la única manera de que se hagan las cosas bien, lo que pasa es que no se ha hecho nada durante mucho tiempo. El lunes estuve con el Ministro porque ya se veía que todo ésto iba a colapsar, estamos por hacer una Planta, pero eso lleva tiempo, se está trabajando. Lo que pasa es que ahora vienen los enojos, pero cuando les dije que cuidaran, que no talaran, que cumplan con la reglamentación, no lo hacían. Hoy el agua es intomable y tampoco sirve para aseo”.
Si bien el jefe comunal de Villas Ciudad de América asegura que es “la única localidad con planta potabilizadora y que el agua es potable”, hay quejas con respecto al estado de la planta debido a que hay quienes afirman que no tiene filtros ni las medidas de seguridad necesarias para sanear el agua que llega a los habitantes de esa localidad.

Artículo de Turismo y Aventura